BDSM Entrevistas

Diosa Karoline: Mistress del Findom y el Femdom

Hoy os traemos una entrevista un poco diferente de lo que solemos ofrecer, y no es simplemente por la determinación y confianza de una joven y guapísima Mistress, que también, sino porque hoy vamos a hablar de Findom. Pero más que contarnos nosotros quién es ésta Domina, mejor que lo haga ella.

Para quién aún no te conozca, ¿cómo le definirías quién es Diosa Karolaine?
Diosa Karolaine es el alter ego de Carolina. Carolina es una chica un poco despistada a la que le gusta los paseos nocturnos a la orilla del mar mientras mira las estrellas. En realidad no son muy distintas, pero tampoco son la misma persona. Diosa Karolaine alberga en su interior un deseo de poder casi divino, tal que, cuando apunta a las estrellas quedan mirando su dedo. Ahora enserio, soy una persona tirando más bien pa rarita que le mola el BDSM y explorar su sexualidad

Entremos en materia. ¿Cómo descubriste tu pasión por el BDSM?
La verdad no tengo un momento claro, o mejor dicho no recuerdo exactamente la época. Simplemente me acuerdo que un día me di cuenta de que el sexo convencional no me provocaba en absoluto. Observaba como el resto de la gente disfrutaba o le excitaba cosas que a mi parecer eran insípidas y aburridas. Llegué a pensar que era asexual por no excitarme con cosas tan convencionales como el porno. Hasta que, siendo más mayorcita, vi un documental en la tv sobre BDSM y entendí muchas cosas. Entendí que no era un bicho raro. Que habían otras personas como yo, que se salían de lo establecido como convencional. Que no todo era blanco o negro. Ahora con casi 26 años, me doy cuenta de lo absurdo que era pensar que todos tuviésemos que ponernos cachondos con lo que nos quiere mostrar la sociedad qué es el sexo. Pero antes con 16-17 años, que tus ojos aún no han visto nada…

Ahora no me escondo. Hay mucha gente de mi entorno que sabe lo que hago y la mayoría lo acepta, lo respeta. Y también hay gente, me conozca o no, que me llaman de todo.

¿Qué papel juega el Findom en todo esto?
Al principio el Findom no jugaba un papel en nada porque yo ni sabía de su existencia. El Findom vino mucho más tarde. Me enteré por una amiga que hace cosplay, me dijo que había chicos que les molaba comprarle cosas: pelucas, lentillas, telas, zapatos… Nunca me habló de tributos, ni de saqueos, solo me dijo que estos chicos eran sumisos, y que yo también podía hacerlo si quisiese. Esa mujer aún no sabe lo que me ha cambiado la vida.

Aunque también he de apuntar que para mi el Findom no es más que una de las tantas prácticas que existen dentro del «BDSM». Donde la parte Dominante recibe/gestiona/suministra/controla los fondos económicos de la parte sumisa.

Debido al auge de mujeres que se sienten atraídas por sacar dinero a hombres sin nada a cambio, ¿qué señales de alerta ha de tener en cuenta un sumiso para saber si es Findom o es otra cosa?
Tomaría en cuenta su experiencia y trayectoria, así como la terminología y lenguaje que emplea en sus «anuncios». No me fiaría de un perfil que parece que no sabe de lo que habla o que se contradice, tampoco me fiaría si veo que no tiene interacciones ni establece relaciones con otros sumisos financieros.

Pienso que las personas que entran en el BDSM o la gran mayoría son conscientes de sus fetiches, son conscientes del riesgo que supone algunos de ellos, y aún así lo viven como pueden. Por desgracia habrá algunos y algunas que no realicen una buena praxis, pero englobar a todo el mundo del «Findom» en esa casilla me parece injusto, me parece infantilizar y demonizar una práctica como son muchas otras que están dentro del consenso y del BDSM. Y eso en mi opinión, no deja de ser kink shaming. No estamos para tirarnos mierdas los unos a los otros, ya suficiente tenemos con aquellos que no nos comprenden por vivir nuestra sexualidad de un modo distinto. Hay que dejar de ver a las Findom como personas malvadas que quieren vivir del cuento, y a los finsub como personas descerebradas de las que se aprovechan.

El problema radica cuando esta práctica se lleva a cabo de forma online, es que muchas veces puedes resultar víctima de una estafa, por eso para curarse en salud di los consejos anteriormente dichos.

Hay que diferenciar una relación D/S con Findom a una exigencia monetaria sin ningún tipo de relación.
Tal y como me indicasteis en una de las preguntas, el Findom en su origen era únicamente una práctica consensuada dónde la parte Dom tenía control sobre la finanzas de la parte sumisa. Ahora creo que cada vez más se intenta recalcar la diferencia entre la Dominación financiera (Findom) y el fetichismo financieros (Finfet). El fetichismo financiero, el cual practico y me encanta, facilita mucho las cosas a ambas partes tanto D como s. La parte sumisa satisface su necesidad de forma rápida con tributos online que no dejan rastro de su identidad, si se aburre o se cansa de una puede saltar a otra de un día para otro, no se necesita ni la confianza, ni la dedicación, ni el dialogo que se precisa a la hora de que alguien controle tus finanzas.

Dejando el Findom ya aparte. ¿Cuál es su práctica favorita?
Mi práctica favorita es la tortura genital en todas sus variantes y formas. No puedo decir porque me obsesiona tanto el hecho de reventar a patadas los testículos de un hombre. El CBT me encanta, es sacrificio, control, poder, añade morbo y mucho juego en una D/s. Pero creo que para llevar una castidad prolongada no es necesario el CBT. Tengo sumisos de collar que lo llevan, y otros que por razones de profesión u otras, no. Lo que más me atrae del BDSM no es una práctica o un dispositivo o un juguete en concreto, son mis relaciones con mis sumisos.

Hemos visto que ejerce control a distancia s sus sumisos mediante cámaras de vigilancia. ¿Cómo lo hace exactamente?
Existen cámaras de vigilancia que puedes controlar desde tu móvil con una app. Además estas cámaras llevan incorporado un micrófono para poder escuchar lo que ocurre y un altavoz para poderte comunicar a través de tu propio teléfono. Me parece una herramienta increíble para dar órdenes, controlar la castidad, comprobar que se acatan los castigos impuestos… Simplemente maravillosos.

Tampoco es el único método de control que ejerzo. Como ya he mencionado en la entrevista, y éste hilo de Twitter, la castidad masculina es muy importante para mí.

De lo que hemos leído en éste hilo, nosotros destacaríamos dos conceptos, pensamientos o motivos:

La castidad es para mí la herramienta perfecta a la hora de comenzar la fase de adiestramiento en un sumiso por diversas razones: la primera sería el control. Y (como dice Fidel) yo soy una friki del control.

Otra de las razones sería la «descosificación» del s hacia la D. Y aunque no sea infalible, te quitas de una patada el 90% que ven la Femdom como una paja rápida. Un sumiso dispuesto a una castidad prolongada al menos te hace ver que va enserio.

Actualmente tengo 3 sumisos con collar. Todos son personales porque no concibo la idea de un sumiso no sea «personal» pues a quien sirven es a mi.

Nos han quedado muchas cosas en el tintero, pero tampoco queríamos hacer una entrevista muy pesada.
Esto es todo por hoy.
Esperamos que os haya gustado. 
No olvidéis comentar y compartir esta entrada en vuestras redes sociales. Es un minuto y ayuda inmensamente a la web.

No Comments

    Deja un comentario

    error: Content is protected !!
    Don`t copy text!