Kamasutra

El hombre de pie

El-hombre-de-pie_diaporama_550

Los grabados que representan posiciones sexuales suelen enseñar variaciones donde la pareja está tumbada, de rodillas, a cuatro patas, sentados, a horcajadas… pero raramente les muestran de pie. Para disfrutarla tenemos que partir del conocimiento de que es una postura muy placentera y salvaje, pero mucho más incómoda que aquellas en que estamos sentados o tumbados.
La clave es encontrar el punto intermedio para que los genitales se encuentren, lo que lleva al hombre a cargar con sus brazos todo el peso de ella. 

El contexto en el que se practica, tantas veces filmado en el cine, es el de un encuentro espontáneo, salvaje y apresurado, que deja a un lado las miradas o gestos cariñosos. Es un empujón de deseo, sólo apto para atrevidos y parejas sin complejos en la práctica de un sexo puro, centrado en la postura y la penetración.

Lo Mejor
– Postura salvaje y placentera.
– Postura de cercanía.

Lo Peor
– Libertad de movimiento casi nula.
– Gran agotamiento físico.

Esto es todo por hoy.
Esperamos que os haya gustado. 
No olvidéis comentar y compartir esta entrada en vuestras redes sociales. Es un minuto y ayuda inmensamente a la web.

firmagrey

You Might Also Like

No Comments

    Deja un comentario

    error: Content is protected !!
    Don`t copy text!
    A %d blogueros les gusta esto: