Juegos

Juegos «Retro»

Desde nuestra adolescencia han ido surgiendo un sinfín de juegos y juguetes nuevos, tantos que es imposible conocerlos todos.  Ahora bien, también recordamos aquella época joven, en que no había dinero y tenías que reinventarte con poco, a veces con una simple masturbación debajo de la mesa con el pie o una mamada en el cine que con el miedo a ser descubiertos te encendía aún más. Y de ahí nos ha surgido la idea del artículo de hoy: juegos sexuales «de toda la vida», aquellos que conocemos desde bien jóvenes y de los que queremos hacer un pequeño resumen.

  • El juego de la galleta: también denominado como la galleta empapada y la eyaculeta, es un juego de masturbación, en el cual los participantes están alrededor de una galleta y se tienen que masturbar hasta eyacular sobre ella. Tras esto, el último que eyacula se la tiene que comer cubierta con el semen de todos los jugadores que eyacularon sobre la galleta.
  • Exhibicionismo casero: ¿Quién no ha salido sin ropa al balcón o se ha desnudado cerca de la ventana en pleno día corriendo el riesgo de que les vean en cueros? O si más no, sabremos de alguien de nuestro entorno que lo haya hecho. 
  • Salir sin ropa interior: Si bien ahora es más bien una manera reivindicativa contra el sujetador, por la libertad sexual y mil historias totalmente válidas, en nuestra juventud era una forma de provocar, de excitar a más de uno y a más de una. 
  • Strip-Poker: Juego de cartas por excelencia en cualquier ambiente festivo en que se busque pillar cacho. Es una variación del juego de cartas póquer en el que los jugadores se quitan prendas de ropa cuando pierden sus apuestas. Puede jugarse con cualquier tipo de póquer, aunque normalmente se basa en simples variaciones con pocas rondas de apuestas, como cinco cartas con descarte. En ocasiones el strip-poker comienza con todos los jugadores con el mismo número de prendas de ropa, pero las reglas son flexibles. Como en otros juegos para adultos, pueden verse involucradas otro tipo de actividades. (Suelen incluirse opciones del estilo de «Verdad o consecuencia»). Ahora existen versión on-line, también puedes consultar las normas del strip-poker aquí.
  • El impávido/La impávida: Se trata de un juego sexual en que los participantes se quitan la ropa de cintura hacia abajo a la espera de que otros participantes que no están en la mesa, preferiblemente una o dos personas como máximo, se meta debajo de la mesa a darles sexo oral. El juego se basa en que quién reciba sexo oral ha de aparentar normalidad, si alguien cree que otra persona está recibiendo placer ha de decir su nombre, si ha acertado la persona receptora se va de la mesa y pierde el juego, pero si es el retador quién falla ha de ser éste último quién abandone la mesa. 
  • Juegos en el probador: No hay que decir mucho. No solo el tener sexo en el probador, sino dejar la ropa interior usada con una nota sugerente para la siguiente persona que entre o simplemente dejar abierto un dedo para que alguien con mucha curiosidad pueda mirarnos de reojo. Las nuevas tecnologías ahora permite hacerse una foto y mandarla a una persona que nos gusta, y lo mismo haciendo una videollamada. 
  • A provocar: Ir a un sexshop o una tienda de lencería, no de grandes superficies sino a alguna de barrio, a «buscar algo a por tu pareja» y que eso derive, sin más remedio, que a una conversación de sexo: «es que a mi me gusta notar la polla solo con la mirada, me gusta ver su cuerpo en un uniforme de criada…».

Y tú, ¿sabes alguno más? ¡Déjanoslo en comentarios!

Esto es todo por hoy.
Esperamos que os haya gustado. 
No olvidéis comentar y compartir esta entrada en vuestras redes sociales. Es un minuto y ayuda inmensamente a la web.

No Comments

    Deja un comentario

    error: Content is protected !!
    Don`t copy text!