BDSM Juegos Sexo

Manejar la Castidad

El artículo de hoy viene por una solicitud de una de nuestras lectoras y seguidoras sobre como poder sobrellevar la castidad masculina en el día a día así como las normas de cumplimiento. Bien, el reto nos ha parecido interesante y vamos a ampliarlo a los dos sexos: castidad femenina y castidad masculina. SI quieres saber más de la castidad masculina, puedes visitar el siguiente enlace. Sin embargo el ejemplo mostrado podrá ser utilizado en la castidad femenina.

Es sabido por muchos que en el BDSM se usa de forma frecuente la castidad, ya sea como juego erótico o algo más permanente. Seguramente lo primero que se te viene a la cabeza es aquél instrumento que se usaba en la edad media para controlar a las mujeres y no copulasen con otros. No. Ese mito es falso. Era imposible hacerlo, impedían las necesidades fisiológicas y se oxidarían en poco tiempo por los fluidos. Sí que podía usarse, como ahora, como un juego sexual. Pero para nada más. Y precisamente de juegos, así como alguna que otra rutina diaria, es lo que os traemos hoy.

  • Juega con el tiempo
    Encierra a la parte sumisa, y activa un temporizador o similar que indique el tiempo que queda hasta liberar  nuevamente su zona intima. Puedes algo fácil como un par de horas, o algo más atrevido y que sean más de una semana. También hay dispositivos que lo que hacen es dejar inaccesible la llave, llamados cajas de tiempo, dejamos un enlace aquí.
  • Juego con el orgasmo
    En la castidad femenina, resulta interesante introducir previamente algún juguete que se pueda usar a distancia, como un huevo vibrador, y que le resulte imposible tocarse o sacárselo mientras ello le da placer.
  • Juego de humillación
    Hazle saber que el motivo del encierre es por una masturbación intensa, que tiene el pene pequeño, o que simplemente quieres ver cuanto aguanta antes de desesperar y exigir que le des sexo como tu quieras para liberar su zona intima.
  • Juega con las tareas
    También es un método de disciplina bastante usado. Una vez con la llave en tu poder, asigna tareas a realizar en la casa o de entrenamiento sexual, como garganta profunda, dilatamiento anal, planchar la ropa o fregar el suelo, por ejemplo, con los que conseguir puntos para liberar su sexo.
  • Libertad por placer
    ¿No te da buen sexo oral? Fácil. Estipula un tiempo con el que ha de conseguir un orgasmo solo con su boca, lengua incluida. Si lo consigue se le libera. Sino, volverá a probar mañana. Lo bueno de éste juego es que puede repetirse y rebajar el tiempo de la última vez.
  • Juego de búsqueda
    Encierra su sexo. Esconde la llave. Activa uno o diversos juguetes eróticos y que empiece la búsqueda. Tus pistas solo serán frío o caliente. ¿El reto? No puede tener orgasmos hasta que lo encuentre y si los tiene será castigado como mejor te apetezca. Otra cosa es que tus indicaciones sean mentira a propósito.

¿Y si quiero una rutina?

Esa quizá es la pregunta más difícil de contestar para algunos. ¿Qué puedo hacer para que esa castidad se convierta en rutina? O simplemente porque quiere que haya una rutina diaria detrás. En cuanto a ello, os dejamos un par de ideas que, como siempre, servirán para ambos sexos.

  • Usar castidad fuera de casa
    ¿No vivís juntos? ¿O simplemente tenéis actividades diarias, como el trabajo, deporte  o estudiar? En esos momentos, encierra su sexo para garantizar que piensa sólo en ti.
  • Castidad en de casa
    ¿Vivís juntos o os veis de tanto en tanto? Ponle el cinturón de castidad para que haga las tareas de la casa. Haciéndole entender que antes de darle algo, ha de servirte.
  • Castidad por placer
    ¿Quieres sexo fogoso? Cuando pida tener sexo contigo, encierra su sexo y estimúlalo 10 minutos cada 1h durante dos días. Entonces libera su sexo y disfrutad de su alta libido que proporcionará placer a ambas partes a niveles insospechados.
  • Recuérdale el poder
    Al acostaros y al despertar, en el caso de los hombres tócale su sexo para que note como crece lentamente si poder ir más allá. También puedes jugar dándole sexo oral 5 segundos o frotando tu sexo contra el suyo.
    En el caso de las mujeres, hay diversos juguetes que pueden dejarse dentro del cinturón y que se activen con una alarma como el Litte Roster S o el Wake up Wibe.

Por último, ten en cuenta que una castidad permanente y prolongada provoca una reducción del tamaño en el sexo masculino. De ello ya

Esto es todo por hoy.
Esperamos que os haya gustado. 
No olvidéis comentar y compartir esta entrada en vuestras redes sociales. Es un minuto y ayuda inmensamente a la web.


No Comments

    Deja un comentario

    error: Content is protected !!
    Don`t copy text!
    A %d blogueros les gusta esto: