Seguridad Sexo

Molestos calambres en la cama

¿Alguna vez habéis estado tan tan tan apasionados que en el momento más culmine del sexo habéis tenido un calambre? Si os ha pasado, sabréis que es un momento de tensión ya que no puedes moverte pero, por el contrario, quieres seguir el acto sexual. Tu pareja te está mirando sin poder hacer nada y no sabes si pedirle ayuda, echarte a llorar por el mal trago o por la risa que te entra. Bueno pues, para poder evitar estos molestos calambres, que en ocasiones puedes llegar a tener dolor durante días, hoy os dejamos unos consejos.

1. No te olvides de beber: todos los especialistas recomiendan beber un mínimo de 1L de agua al día y un máximo de 2L. Esto es muy importante para tener todo nuestro organismo correctamente hidratado. En muchas ocasiones los calambres se deben a una deshidratación, bebiendo agua u otros fluidos isotónicos mantendrás el nivel de hidratación de tu cuerpo correcto. Las bebidas con altos niveles de cafeína, teína o alcohol no cuentan en este proceso de hidratación, ya que en grandes cantidades son perjudiciales para nuestro cuerpo.

2. Muy importante el magnesio: este elemento contribuye en la contracción muscular y en la transmisión del impulso nerviosos, entre otras muchas cosas. Por ello es muy recomendable consumir alimentos que tengan magnesio en su composición como: los dátiles, las verduras de hojas verdes, los frutos secos y las semillas de calabaza, el pescado (rodaballo, atún o caballa), los frijoles, los cereales integrales, el aguacate, el yogurt natural, los plátanos y el chocolate amargo con más del 70% de cacao.

3. Relax: esto es lo último que se nos pasa por la cabeza cuando estamos en el tema ya que cuesta pensar con claridad cuando estás, por ejemplo, intentando hacer una de esas posiciones del helicóptero, la flor de loto y cosas así que provienen del famoso Kamasutra… lo que debes hacer es respirar profundo, calmarte y relajarte. Intenta parar de manera sutil sin cortar todo el acto y relajarte por unos instantes para bajar la tensión del doloroso calambre. Intenta recuperar la posición con lentitud… y aquí ¡¡no ha pasado nada!!

4. Preliminares: no hace falta que te pongas a calentar como si te fueras a correr la maratón, pero con esto me refiero a los famosos preliminares… besos, lametones, un poco de sexo oral y algunas posiciones para acariciaros. El cuerpo sube de temperatura y es menos probable que tengas calambres así que si intentas mantener relaciones en frío. Si eres de las personas que sufren calambres constantes durante el sexo, es importante que antes estires un poco, sobre todo las piernas. Con que te metas en el baño e intentes de pie bajar las manos hasta el suelo, es suficiente. Ya que tus piernas elongarán y estarán preparadas para el acto sexual. Con dos minutos de estiramientos, podrás disfrutar de una larga y sana sesión de sexo.

Y ahora lo más importante ¡ponerlo en práctica! ¡Grrrrr!

Esto es todo por hoy.
Esperamos que os haya gustado.
No olvidéis comentar y compartir esta entrada en vuestras redes sociales. Es un minuto y ayuda inmensamente a la web.

No Comments

    Deja un comentario

    error: Content is protected !!
    Don`t copy text!