Sexo

Swinger para principiantes

¿Eres nuevo en el mundo swinger? Hoy os dejamos a los novatos una serie de consejos a seguir. El primer sentimiento que puede aparecer cuando te sumerges en el mundo swinger es el problema de los celos y, sinceramente, es un tema con los que tú y tu pareja tendréis que lidiar. Si eres una persona increíblemente celosa y consideras la infidelidad sexual o el hecho de compartir a tu pareja como una cosa gravísima, te recomendamos que no te introduzcas en absoluto en el mundo liberal ya que podríais salir perjudicados y haceros daño emocional.

Es cierto que casi todo el mundo siente celos de algún tipo y las personas que son propensas a los celos tienen que atenerse a una relación monógama. De hecho, la monogamia se practica para reducir o, incluso deshacerse, de los celos ya que es la única manera que tienes acceso total a toda la sexualidad y emociones de tu pareja. Sin embargo, si tu pareja y tú consideráis que podéis dar el paso y tenéis una confianza total y absoluta en vuestra relación, el sexo con otras personas o parejas será solo eso: sexo y placer. Por tanto, no hay cabida para los celos o de ninguna manera se involucran los sentimientos. El único deseo es mejorar tus experiencias sexuales y las de tu pareja mediante la introducción de nuevos miembros a vuestra vida sexual.

Mientras que muchas personas se calientan imaginando que tienen sexo con otra persona y realmente están con su pareja, todos aquellos que siguen el estilo de vida liberal mantienen relaciones con las personas con las que se quieren acostar además de con su pareja. Es cierto que la primera vez que veas a tu pareja con otro hombre u otra mujer, puede que te resulte un poco extraño o incluso te desoriente y puedas llegar a sentir “celos” aunque hayáis pactado de antemano vuestras propias reglas como pareja swinger. Como recomendación os diremos que la mejor manera de adaptarse a este estilo de vida es tomarse las cosas con calma.

Es muy común que las parejas liberales comiencen con “Soft swinging”, donde el coito es estrictamente con tu pareja, mientras que otras acciones pueden suceder con otras personas y a medida que va avanzando vuestra confianza y relación como pareja liberal, podréis mantener relaciones completamente abiertas ambos con otras parejas pudiendo hacer y deshacer lo que queráis, siempre y cuando esté pactado entre vosotros. También hay muchas parejas que prefieren optar por seguir siempre con el “Soft swinging” para que no afecte en su relación como pareja. Esto ya depende de cada uno. No tengas miedo de discutir la situación con tu pareja si empiezas a sentirte incómodo/a o extremadamente celoso/a.

Para poder llevar un estilo de vida completamente liberal y tener éxito, debes basar tu relación en la confianza y en el compromiso, debes tener en cuenta que el acceso especial a tu pareja solo lo tienes tú. Eso significa que debéis tener la confianza suficiente para saber que si uno dice que NO, es saber entender que es NO y también debéis tener la suficiente confianza con la otra pareja para que no haya ningún conflicto extra.

Si crees que el estilo swinger no es de tu agrado, simplemente disfruta de la confianza que tienes con tu pareja y trata de innovar o probar otras cosas que no sean involucrar sexualmente otras personas en tu relación.

Si queréis comentarnos vuestras inquietudes sobre vuestros comienzos en el estilo swinger estaremos encantados de leerlos!! Disfrutad.

Esto es todo por hoy.
Esperamos que os haya gustado. 
No olvidéis comentar y compartir esta entrada en vuestras redes sociales. Es un minuto y ayuda inmensamente a la web.

You Might Also Like

No Comments

    Deja un comentario

    error: Content is protected !!
    Don`t copy text!
    A %d blogueros les gusta esto: